Crema de Champiñones

02
Junio
2016

La crema de champiñones es una de las cremas más conocidas y una de las más ricas, una forma apetecible de preparar los champiñones. Es sencilla de preparar y resulta nutritiva y saludable.

  1. Si quieres preparar un plato ligero, nutritivo y que además sea saludable y sabroso, la crema de champiñones es todo eso y también es una receta sencilla de hacer y que suele ser una de las cremas que más gustan a la mayoría. Es un plato perfecto para tomar si estamos a dieta o queremos comer sano, sobre todo para las épocas de más frío, ya que resulta muy agradable para tomar caliente para cenar, además de ser una crema que sacia bastante y no te dejará con hambre si tomas un buen tazón.
  2. Para prepararla vamos a comprar unos champiñones bien frescos, ya que son los adecuados para esta receta, por su sabor y su textura, ya que los champiñones de lata se pueden emplear pero el resultado es muy diferente y no los recomiendo en este caso. Lavaremos los champiñones con un poco de agua bajo el grifo para quitarles la tierra que suelen tener, y los dejamos escurrir o los secamos. Si están laminados, mucho mejor, si no lo están, vamos a desechar la parte de abajo del tallo de los mismos y el resto del tallo y los sombreros lo troceamos a laminas no muy gruesas.
  3. Reservamos varias láminas de champiñones para el final, las cuales vamos a emplear para decorar la crema de champiñones, aunque esto es opcional. Después vamos a coger un par de cebollas no demasiado grandes, las pelamos bien y las picamos en trozos no muy grandes. Echamos aceite de oliva virgen en una sartén y cuando esté caliente vamos a sofreír los trozos de cebolla para que se vaya ablandando, a fuego medio y removiendo de vez en cuando, para que no se quemen. Echamos sal por encima para que se pochen bien.
  4. Una vez que la cebolla empiece a tomar colorcito y a pocharse, añadimos los champiñones frescos, removemos bien para mezclarlos bien y dejamos a fuego medio durante unos 10 minutos, hasta que los champiñones tomen buen color. Entonces echamos la harina, la cual removemos y cocinamos uno o dos minutos, para que se cocine un poco pero sin quemarse, ya que daría mal sabor a la crema. Inmediatamente vertemos el caldo, que podemos haber hecho previamente o bien haberlo comprado ya hecho en el supermercado.
  5. Una vez que hemos agregado el caldo de pollo, esperamos a que empiece a hervir el mismo, entonces bajamos un poco el fuego y dejamos que se cocinen los ingredientes durante un cuarto de hora más o menos, para que se cuezan bien. Después salpimentamos un poco al gusto y con la batidora vamos a batirlo todo hasta formar una crema sin trozos, bien homogénea y lo más fina que podamos, o en el punto que nos guste. Agregamos la leche y la nata, removemos y dejamos cocinar otros 4 o 5 minutos finales, para que la crema espese un poco y se vuelva más cremosa.
  6. Si quieres que quede más densa, agrega un poco más de nata, y si la prefieres más líquida, agrega un poco de leche. Cuando esté al punto que nos guste, apagamos el fuego y vamos a saltear en una sartén con un poco de aceite los champiñones laminados que reservamos al inicio, hasta dejarlos bien doraditos. Entonces servimos nuestra crema de champiñones en el recipiente adecuado y decoramos por encima con unas láminas de champiñón salteadas, que además le darán un toque interesante a la crema al comerla. Si te sobra crema de champiñones puedes guardarla en la nevera en un recipiente cerrado, y tomarla al día siguiente sin problemas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado