Crema de Calabacin

06
Junio
2016

Dentro de las recetas de cremas, una de las más conocidas es la crema de calabacín, una crema muy rica y nutritiva. Si quieres hacer una receta con pocas calorías, anímate a probarla.

  1. Para hacer una estupenda crema de calabacín vamos a emplear unos buenos calabacines frescos, ya sean blancos o verdes, los que cada uno prefiera emplear. La crema se puede preparar empleando los calabacines pelados o bien hacerla sin quitarles la piel, ya que la misma es blanda y no resulta molesta a la hora de comer. La piel del calabacín tiene muchas propiedades nutritivas y un buen sabor, y si es oscura aportará un tono más oscuro a la crema. Esta es una receta sencilla, ya que podemos hacer otras con más ingredientes, pero en este caso se obtiene una crema muy sabrosa y sencilla de hacer.
  2. Lo primero que hacemos es lavar bien los calabacines o pelarlos, según vayamos a dejarlos con la piel o no, y después los vamos a trocear en forma de dados de un tamaño similar. A continuación pelamos una cebolla de tamaño mediano y la picamos bien, en trocitos no muy grandes. Y acabaremos lavando bien una patata mediana, la pelamos y después la cortamos también de la misma forma que hicimos con los calabacines, pero en trozos un poco más pequeños, ya que la cocción de la patata es más lenta que la del calabacín.
  3. Una vez que tenemos todas las verduras picadas, cogemos una olla de un buen tamaño, echamos un chorreón de aceite de oliva virgen y ponemos a fuego medio, para poner a sofreír primero la cebolla, una vez que el aceite esté bien caliente. Agregamos sal por encima, para que la cebolla se nos poche bien, y cuando empiece a cambiar de color agregamos a la olla la patata troceada, que cocinamos unos minutos antes de echar finalmente los calabacines troceados. Esperamos a que empiecen a ablandarse los calabacines removiendo de vez en cuando.
  4. Una vez tengamos un poco rehogados todos los ingredientes, vamos agregar el caldo de pollo o verduras, el suficiente como para que todos los trozos queden bien cubiertos. Puedes emplear un caldo hecho por ti o comprado en el supermercado, teniendo en cuenta que si vas a decantarte por la primera opción, deberás prepararlo antes de ponerte con esta crema de calabacín. Ponemos a fuego intenso hasta que el caldo empiece a hervir, entonces bajamos a intensidad media, tapamos la olla y cocinaremos unos 20 minutos más o menos, aunque el tiempo puede variar según la temperatura y el tamaño de los trozos de los ingredientes.
  5. Una vez que pase este tiempo, comprobamos que todas las verduras estén bien cocidas, lo que notaremos si están tiernas, y si necesitan más tiempo, las dejamos un poco más. Una vez conseguida una buena cocción vamos a usar la batidora para dejar todo el contenido de la olla bien batido, formando una crema homogénea. Agregamos la nata, salpimentamos al gusto y dejamos cocinar a fuego suave unos pocos minutos, así la crema terminará de hacerse. Cuando la tengamos con la textura que nos guste, retiramos la olla del fuego y ya estaría lista esta rica crema de calabacín, que podemos servir así en caliente o bien esperar a que se enfríe, ya que se toma tanto fría como caliente, por lo que resulta ideal para hacer durante todo el año.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado