Conejo al Ajillo

07
Abril
2016

Si quieres preparar un conejo de una forma sencilla y rápida, pero muy rica y sabrosa a la vez, te detallamos como hacer un estupendo conejo al ajillo, una receta que merece la pena aprender a hacer.

  1. El conejo al ajillo es una receta de gran tradición en nuestro país, una de las mejores formas de preparar una carne muy rica y nutritiva como la de conejo, y una receta sencilla de preparar y que no requiere ni muchos ingredientes ni mucho tiempo de preparación. Podemos disfrutar de un buen conejo fresco durante todo el año, por lo que podemos prepararla en cualquier época, ya que resulta un almuerzo ideal para hacer en cualquier momento. Normalmente con un conejo de buen tamaño podemos hacer la receta para dos comensales.
  2. Podemos comprar un conejo entero y trocearlo en casa o pedir al carnicero que nos lo prepare, así nos lo llevamos ya bien troceado para cocinarlo. Antes de comenzar a elaborar el plato lavamos el conejo troceado y lo lavamos bien, dejándolo bien limpio. Tras dejarlo escurrir lo vamos a salpimentar al gusto, y le añadimos algunas especias aromáticas al gusto, como por ejemplo tomillo y romero, que le darán un magnífico sabor. Reservamos el conejo para cocinarlo un poco más adelante y nos ponemos con el resto de la receta.
  3. Los dientes de ajo los pelamos y después les damos un golpe seco con la hoja del cuchillo o con la mano, para aplastarlos un poco, y que así suelten todo su sabor cuando lo cocinemos. En una cacerola de buen tamaño vamos a echar un buen chorreón de aceite de oliva virgen y la ponemos a calentar a fuego suave para dorar los ajos machacados. Una vez estén a bien dorados por todos lados, los retiramos y los reservamos. En la misma cacerola, pero que ponemos a fuego medio-alto, echamos los trozos de conejo y los dejamos que se doren bien por fuera, quedando bien sellados pero que al mismos tiempo queden jugosos por dentro.
  4. En ese momento echamos el vino blanco y dejamos unos minutos a fuego intenso para que el alcohol del mismo se evapore, y entonces echamos de nuevo los ajos en la cacerola y dejamos a fuego suave unos 20 o 25 minutos, corrigiendo el punto de sal antes de acabar de cocinarlo. Comprobamos que queda bien hecho tras ese tiempo y así ya podríamos servir bien caliente esta rica receta de conejo al ajillo, que es perfecta para acompañar con alguna guarnición que nos guste, para redondear el plato.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado