Risotto

05
Abril
2016

Esta es una receta tradicional con la que preparar un rico y sencillo risotto, una de las recetas más típicas de la cocina italiana. Si te gusta el arroz, te encantará probar este risotto, que te detallamos paso a paso.

  1. Esta es una receta para hacer un risotto tradicional para dos o tres comensales, una receta sencilla para hacer uno de los risottos más básicos, pero que está realmente rico. Esta receta se conoce también como risotto a la parmesana. Lo primero que vamos a hacer será pelar y picar los ajos y la cebolla, en ambos casos lo más fino que podamos, para que apenas se distingan una vez cocinados. Podemos hacerlo con un cuchillo bien afilado o con una picadora o un rallador.
  2. Una vez lo tengamos todo bien picado, cogemos una sartén amplia y vamos a calentarla con un chorreón de aceite de oliva virgen, y ponemos a sofreír ambos ingredientes, hasta que se comience a pochar la cebolla. Entonces agregamos el vino blanco, del que os recomendamos usar uno que sea de buena calidad, y dejamos a fuego medio hasta que se haya consumido y evaporado el alcohol del mismo. Después echamos el arroz y lo mantenemos removiendo a fuego no muy fuerte durante un par de minutos, para que se rehogue un poco.
  3. A continuación echamos un par de vasos del caldo, que habremos mantenido caliente, y dejamos cocinar a fuego más bien suave, para que el arroz vaya absorbiendo poco a poco el mismo. Cuanto más lento lo hagamos, mejor resultado obtendremos en nuestro risotto. Cuando el caldo se haya consumido casi en su totalidad, añadiremos otros dos vasos de caldo caliente o templado, y volvemos a dejar que se consuman lentamente. Así repetiremos hasta que consumamos el litro de caldo. Nos debe quedar el arroz bien tierno y cremoso.
  4. Una vez tengamos el arroz en su punto, retiramos del fuego la sartén, salpimentamos al gusto el arroz y añadimos la mantequilla y el queso parmesano rallado, removiendo bien para que se mezcle todo con el arroz y quede muy cremoso al formarse la crema con todos los ingredientes. Corregimos el punto de sal si fuera necesario y servimos en ese momento, ya que el risotto hay que consumirlo recién hecho para disfrutar de todo su sabor y textura.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado