Arroz con Pollo y Costillas

05
Abril
2016

Este arroz con pollo y costillas es un plato riquísimo que resulta ideal para comer durante todo el año. Te mostramos la receta detallada paso a paso para que la puedas preparar de forma sencilla.

  1. Iniciaremos la preparación de esta receta limpiando y cortando la carne de pollo en trozos no muy grandes. Vamos a usar pechuga, pero se pueden emplear alitas, muslos, contra muslos… lo que más nos guste o tengamos a mano. Con el pollo bien troceado lo salpimentamos bien y lo vamos a dorar levemente en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen. Lo dejamos bien marcado por todos lados, pero sin hacerlo del todo, y lo sacamos de la sartén y reservamos para más adelante.
  2. Por otro lado vamos a preparar las costillas, si no las hemos comprado troceadas lo hacemos nosotros, para dejarlas cortadas en tiras o trozos, si son muy grandes. Les añadimos un poco de sal una vez listas y las freímos un poco en la misma sartén que empleamos anteriormente con un poco de aceite de oliva, hasta que queden levemente doradas por todos lados. Al acabar, se reservan junto a los trozos de pollo que teníamos medio hechos.
  3. Después de preparar el pollo y las costillas, vamos a pelar y cortar los ajos en láminas no muy gruesas. También lavamos y troceamos los pimientos, y vamos a sofreírlos en la sartén junto con los ajos laminados, en aceite de oliva virgen caliente. Cuando comiencen a dorarse, agregamos los trozos de pollo y costillas junto con el arroz, y saltearemos todo durante unos 2 o 3 minutos. Después agregamos la pastilla de caldo disuelta en medio litro de agua templada, y dejamos cocinar el arroz lentamente a fuego medio-suave.
  4. A medida que el arroz necesite más agua, la iremos agregando poco a poco, hasta que el arroz quede bien tierno y sin caldo, por eso es mejor hacerlo poquito a poco y no echar mucha cantidad de golpe. Una vez que el arroz esté en su punto, añadimos un poco de colorante o azafrán y una lata de guisantes, y dejamos reposar unos 5 minutos. Después ya podemos servirlo para comerlo siempre bien caliente.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado