Arroz Caldoso con Pollo

06
Abril
2016

Esta es una de las recetas más empleadas la hora de preparar un arroz caldoso, una receta en la que empleamos pollo para completar un plato muy rico y nutritivo.

  1. A la hora de cocinar este plato vamos a emplear arroz bomba, un arroz ideal para hacer arroces caldosos, o bien alguno lo más similar posible. También es aconsejable emplear una cazuela más bien honda y no muy ancha, así el agua se irá vaporando más lentamente que si empleásemos una de boca ancha y poco profunda, como a la hora de hacer una paella por ejemplo, ya que en el arroz caldoso buscamos todo lo contrario.
  2. Comenzamos preparando el pollo, lavándolo bien y troceándolo en trozos que sean de un tamaño adecuado para comer. Al acabar lo salpimentamos bien por todos lados. Podemos emplear la parte del pollo que más te guste, pechuga, muslos o un pollo troceado. También vamos a lavar y cortar las judías verdes en trozos más pequeños. A continuación limpiamos las alcachofas, desechando las partes que no vamos a cocinar, y luego las troceamos en cuartos. Finalizamos lavando los tomates y triturarlos para agregarlos después a la cazuela.
  3. Echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen a la cazuela y la ponemos a fuego fuerte, cuando esté bien agregamos los trozos de pollo para sellarlos bien por fuera, ya que queremos que queden bien hechos en la parte externa y por dentro aún jugosos. Mejor dejarlos unos minutos nada más para no cocinarlos demasiado y que queden muy secos. Cuando el pollo haya tomado un buen color, añadimos las judías verdes y las vamos a dejar rehogar unos minutos.
  4. Después añadimos el tomate triturado, un poco de sal al gusto y un poco de pimentón dulce y colorante alimentario, para dar buen color al plato. Removemos bien todos los ingredientes y colocamos las alcachofas encima de todo. Vertemos el litro y medio de agua y mantenemos a fuego suave hasta que el agua empiece a hervir. Bajamos la intensidad del fuego y echamos el arroz, que dejaremos cocinar unos 15 o 20 minutos. Debemos mantener siempre el arroz cubierto por el caldo, si es necesario agregaremos más agua caliente. Pasado ese tiempo si el arroz ya está en su punto pasamos a servirlo tras unos pocos minutos de reposo.

0 Comentarios

Deja un comentario

Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de Recetakis como portal de cocina. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

Comentario enviado. Se publicará una vez moderado