Utensilios para hacer Cupcakes

Utensilios para hacer Cupcakes

Para todos los que queréis iniciaros en el mundo de la preparación de Cupcakes, os vamos a indicar cuales son los utensilios básicos que necesitareis para comenzar a hacer en casa unos deliciosos Cupcakes.

- Batidora de varillas: Es un pequeño electrodoméstico imprescindible para conseguir que los ingredientes se mezclen perfectamente, gracias a lo que conseguiremos unos Cupcakes con los bizcochos con una textura esponjosa y unas cremas perfectas para la cobertura.

- Medidores: Los medidores nos van a permitir elaborar las recetas empleando las cantidades exactas de ingredientes que se indican en las recetas, así nos saldrán a la perfección. Puedes comprar un juego completo o cada uno por separado.

- Balanza: Una balanza digital es lo más indicado para pesar los ingredientes, ya que son muy precisos y pueden pesar un buen rango de pesos, y los hay de todos los precios, así que busca el que más se adecue a tus necesidades y posibilidades.

- Manga pastelera: Es un utensilio que podemos emplear para distribuir la masa de los Cupcakes, pero sobre todo para preparar la cobertura, a la que podremos dar diferentes decoraciones con las distintas boquillas que se pueden incorporar a la manga pastelera. Merece la pena comprar una de buena calidad, el resultado es mucho más profesional y su uso más completo.

- Boquillas: Se utilizan para colocar en la boca de la manga pastelera, y nos permitirá elaborar los adornos más variados para nuestros Cupcakes. Las hay de muchas formas, tamaños y grosores, así que puedes acabar teniendo un buen número de ellas.

- Cápsulas: Son los envoltorios para los bizcochos de los Cupcakes. Existen cápsulas de muchas formas y decoraciones, tanto de colores lisos como con dibujos. Ayudan a darle una mejor presentación a nuestros Cupcakes. Los hay de muchos precios, aunque como siempre, os recomendamos emplear unos de buena calidad.

- Moldes: Es un utensilio en el que colocaremos los Cupcakes para hornearlos, por lo que es imprescindible. Sobre ellos se colocan las cápsulas con la masa para los bizcochos, y hacen que estas no se abran durante el horneado. Existen moldes de diferentes tamaños y materiales.